Juventus y Fiorentina sufren pero se meten en cuartos de Copa

La Juventus y el Fiorentina consiguieron este miércoles el pase a los cuartos de final de la Copa Italia al eliminar, con más sufrimiento de lo previsto, al Atalanta (3-2) y al Chievo (1-0), y se sumaron al Nápoles, que se clasificó para la siguiente ronda este martes.

En los cuartos, la Juventus se medirá con el ganador del Milan-Torino mientras que el Fiorentina se enfrentará al Nápoles.

Los "bianconeri" empezaron el duelo con buena concentración y se hicieron con una doble ventaja antes del descanso, gracias a un gran gol de Dybala (m. 21) y a un tanto del croata Mario Mandzukic, que marcó a pase del argentino (m.34).

La Juventus trató de gestionar el ritmo del duelo en la reanudación pero bajó la concentración en la fase final, lo que permitió al Atalanta reabrir el partido por medio del francés Abdoulay Konko (m.72). El exlateral del Sevilla anotó un gran gol rematando de primera un balón suelto desde el límite del área.

Los últimos quince minutos fueron muy intensos: la Juventus puso el 3-1 en el marcador gracias a un penalti anotado por el bosnio Miralem Pjanic (m.75) pero el Atalanta no paró de pelear y asustó al conjunto campeón de Italia merced a un tanto del marfileño Emanuel Latte (m.81).

Sin embargo, los turineses lograron reorganizarse y defender su ventaja hasta el final y sellaron la clasificación para la siguiente ronda.

En el otro duelo del programa de hoy, el Fiorentina selló el pase a cuartos gracias a un trabajado triunfo contra el Chievo Verona. Los "viola" consiguieron el tanto decisivo en el minuto 93, gracias a un penalti transformado por Federico Bernardeschi.

El duelo del estadio Artemio Franchi estuvo condicionado por las expulsiones del serbio del Chievo Ivan Radovanovic, en el último minuto de la primera mitad, y del argentino del Fiorentina Mauro Zárate, en el 71.

El conjunto que entrena el portugués Paulo Sousa, que rotó a los españoles Borja Valero y Cristian Tello, se medirá en la próxima ronda con el ya citado Nápoles, que eliminó al Spezia.